info@rutasdelvinorioja.com

Categoría : Patrimonio

Home»Archivo de la categoría "Patrimonio"

El puente de Cihuri

El conocido como puente romano de Cihuri es una de las joyas de la ingeniería civil del territorio. Se encuentra en el barrio del Priorato de esta localidad. Un lugar lleno de historia que conserva, entre otras cosas, un interesante barrio de bodegas.

Se trata de un puente de unos 28 metros de longitud y una altura de alrededor de 7 metros de origen romano y su datación se remonta al siglo I. Algunos detalles constructivos como la presencia del arco doblado, las medidas de los sillares o las proporciones del puente parecen avalar esta cronología.

Ruta Sur del románico, río Tirón.

Empezamos nuestra segunda propuesta: la ruta sur del románico por la cuenca del rio Tirón. Otra zona con importantes muestras de arte románico. Os recordamos que seguimos la recomendación del Centro del Románico de Treviana, punto de referencia de difusión de este patrimonio artístico y cultural.

Un románico caracterizado por el color amarillo de la piedra de arenisca; iglesias concebidas de una sola nave con ábsides de planta semicircular, el acceso principal orientado al sur en el tramo central de la nave y espadañas en lugar de torres. Decoraciones con motivos geométricos, vegetales, zoomorfos y antropomorfos; en sus molduras, capiteles y canes aparecen por estas pequeñas iglesias en el medio rural de una forma similar a la que aparecen en los grandes edificios y catedrales del Camino de Santiago.

El Romanico en Los Obarenes

Entre los montes Obarenes y el Río Tirón se concentra una gran muestra de arte románico riojano. La cercanía de sus pueblos permite con facilidad trazar itinerarios como los que plantea el Centro del Románico de Treviana. Es este un interesante equipamiento cultural que bien merece una visita antes de iniciar las rutas que propone. Cuenta además con una interesante sala virtual en la web www.riojaromanica.com  donde recoge toda la información de manera muy intuitiva.

Dos son los itinerarios que se proponen desde el Centro del Románico y comenzamos por La Obarenia. Incluye los términos de Castilseco, Cellorigo, Foncea, el lugar desaparecido de Arce, Fonzaleche, Galbárruli, Sajazarra, Sajuela y Ternero (Burgos), Treviana, Villaseca, Villalba de Rioja y Bilibio.

Retablo de la Iglesia de San Esteban (Ábalos)

“Ábalos, tiene 140 vecinos, 598 habitantes. Su iglesia, dedicada a San Esteban Proto-mártir, es de una nave magnífica, y según su gusto arquitectónico parece del siglo XV, aunque la fachada y adornos de la puerta principal son de un gusto gótico mucho más antiguo”. Así describe en 1829 Sebastián de Miñano esta Iglesia  en el Diccionario Geográfico-Estadístico de España y Portugal.

En la visita  debemos fijarnos en primer lugar en la portada sur,  datada a finales del siglo XV, de autor desconocido, realizada en estilo  Reyes Católicos. El tipo de portada se denomina “antecapilla”, ya que forma como una capilla exterior protegida por un arco. Destaca la ornamentación trilobular sobre la puerta, que significa la Trinidad. El mal estado de los laterales de la portada no permite conocer quiénes son los santos representados.

El Castillo de Davalillo de San Asensio

A solo cinco kilómetros de San Asensio, elevado unos 150 metros sobre el Ebro se encuentra el Castillo de Davalillo, dominando uno de los meandros del río. Un punto de referencia en el paisaje de la Rioja Alta, y un excelente mirador para observar desde la Sierra de Cantabria a la de la Demanda; así como las fortalezas cercanas de Briones, San Vicente y Torremontalbo.

No podemos olvidar que desde que, a finales del siglo XII, todas las posesiones navarras en La Rioja pasan al reino de Castilla, la evolución histórica de este territorio siempre estará marcada por el carácter de tierra fronteriza. Esta es la razón por la que encontramos todas las fortificaciones del Ebro (Alfaro, Calahorra, Logroño, Torremontalbo, Davalillo, Briones, Haro y Bilibio).

El puente de San Vicente de la Sonsierra

El río Ebro es un importante accidente geográfico que marca el eje de la zona de la Rioja Alta. Superarlo ha sido un problema histórico para todos los habitantes de la zona. Un río del caudal y con las subidas que presentaba hacia muy difícil establecer adecuados sistemas de vadeo.

Los puentes se convierten así en un elemento clave en las comunicaciones del territorio. Quizá el más espectacular de los que existen en la zona sea el puente de San Vicente de la Sonsierra, una majestuosa construcción que, hasta hace muy pocos años, era el medio de paso obligado para superar el río en este punto.

El Barrio de la Estación de Haro

Si hay que destacar un punto concreto por la repercusión que ha tenido en la historia del vino de Rioja, este es sin  duda el Barrio de la Estación de Haro. Un lugar lleno de simbolismo y que sin duda revolucionó todo el mundo del vino de nuestra denominación de origen.

La fortaleza de San Vicente de la Sonsierra

Si un perfil nos llama la atención en el paisaje de la Rioja Alta es sin duda el de San Vicente de la Sonsierra. Su estratégica situación sobre el elevado cerro, la amplitud de perspectiva que le permiten los meandros del Ebro y la imagen de su iglesia y su fortaleza coronando el alto le otorgan una imagen única y personal.

Es visible desde infinidad de puntos, siempre presente como un centinela que, desde lo alto, mantiene una permanente vigilancia, hoy como ayer, sobre todo el territorio.

Los despoblados de la Rioja Alta

El proceso de despoblación del medio rural es un proceso que se prolonga ya desde hace muchísimos años. Quizá tenemos la tendencia a pensar que este es proceso moderno, pero no es así. Las poblaciones han tenido desde antiguo una tendencia a concentrarse por diferentes motivos (seguridad, disponibilidad de servicio, necesidad de relación social, economía,…).