Monasterio de Nuestra Señora de La Piedad en Casalarreina

En 1509 el obispo de Calahorra y La Calzada, Juan Fernández Velasco (hijo del Condestable de Castilla Pedro Fernández Velasco) consigue una bula papal con la correspondiente autorización para levantar el Monasterio de La Piedad.

El edificio comienza a levantarse en 1514. A la muerte del obispo en 1520, su hermano Iñigo Fernández, nuevo Condestable de Castilla, se encarga de las obras que parecen finalizadas en 1524.Es la presencia del Condestable en Casalarreina la que hace que el Cardenal de Tortosa, en su viaje hacia Roma para ser proclamado Papa con el nombre de Adriano VI, llegue el 13 de marzo de 1522 “al pueblo de La reina (Casalarreina), donde se levantaba el célebre palacio construido a expensas del señor Juan de Velasco, en otro tiempo Obispo de Calahorra y en él descansó aquella noche…” según cuenta el vicario Blas de Ortiz cronista del viaje papal.

Terminada la construcción, Iñigo Fernández entrega el monasterio a su sobrina Isabel Velasco “para que lo poblase y plantase Monjas del Orden de Sto. Domingo” según consta en la escritura de cesión de 1523.

A pesar de los múltiples avatares de su historia, de ser varias veces desalojado y vuelto a ocupar, de las desamortizaciones, incluso incendios y guerras; actualmente continúa con la vida monástica.

Sin duda es uno de los complejos conventuales más importantes de La Rioja. Es de estilo gótico, isabelino y renacentista. Consta de iglesia, claustro de doble piso y edificios conventuales de clausura. Edificado en muy pocos años, “es el edificio religioso más pulcro y elegante construido en el siglo XVI” como indica el historiador Jose G. Moya.

Por un lado, tiene elementos clásicos góticos, pero el espacio y la estructura responden a un esquema novedoso, utilizado en otros modelos conventuales de alrededor de 1500 sobre todo en órdenes franciscanas y dominicas. Consta de una capilla mayor con brazos prácticamente iguales a la cabecera y una nave con capillas bajas para confesiones o misas secundarias de la comunidad. La cabecera tiene tres cuerpos lo que confiere al espacio un aspecto radial. En el centro del mismo se encuentra el sepulcro de Juan de Velasco.

                              Capilla mayor

El estilo gótico se mezcla con elementos romanos propios del primer renacimiento como los motivos mitológicos, o medallas de emperadores que podemos encontrar en el pórtico y la portada de la iglesia.

La portada del monasterio es sin duda esplendida. Un pórtico saliente la cobija y debió estar acabada hacia 1530. Imágenes de Adán y Eva enmarcan la puerta, y en la parte superior se encuentran compartimentos con escenas de la resurrección, prendimiento, flagelación, la última cena y la subida al Calvario. Una imagen de la Piedad ocupa el tímpano. Un lenguaje menos teológico y más profano se encuentra en la decoración interior con figuras como la de Hércules (representando a la fortaleza) o a Baco (templanza).

Cualquier momento es bueno para visitar el monasterio de Casalarreina; pero sin duda acudir al Festival de música antigua que se celebra, desde el año 2013, en el interior de la iglesia es una cita que nadie debería perderse.

El monasterio es visitable  en horario de mañana y tarde. Por la mañana las visitas son a las 11, 12 y 13 horas durante todo el año. Por la tarde en temporada alta (julio a septiembre) a las 17, 18, 19 y 19,30 y en temporada baja (octubre a julio) a las 17 y 17,30.

Puedes consultar más información en https://lariojaturismo.com/comunidad/larioja/recurso/monasterio-de-nuestra-seora-de-la-piedad/2fba544c-0131-4ed6-b735-b835fe0de612

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies