Lagares rupestres de Rioja Alta

La Rioja Alta nos ofrece entre su patrimonio un elevado número de lagares rupestres. Son sin duda uno de los elementos  de mayor interés que conservamos. Nos hablan de nuestro pasado y nuestra tradición vitivinícola y son el testimonio de la antigüedad de la elaboración del vino en el territorio.

Son pequeñas pilas talladas en la roca donde se pisaba la uva. Una actividad, esta de obtener el mosto, que se realizaba antiguamente en las inmediaciones dela viña trasladando después el mosto en lugar de las uvas como haceos ahora. Los lagares rupestres no son exclusivos de la Rioja Alta. Existen en otros muchos lugares, incluidas las otras subzonas de la DOC Rioja. Pero e nuestra comarca podemos encontrar un buen numero de ellos diseminados por todo el territorio. Además la amplia red de senderos de los que dispone la comarca, muchos de los cuales pasan junto a algunos de ellos, nos permiten su fácil localización y aproximación.

Son sin duda un elemento singular que permiten al visitante retrotraerse a otros tiempos. Pero también nos aportan importante información sobre la historia del vino. Por ejmplo sobre como era el proceso de vinificación y sobre los tipos de vino que se elaboraban.

Algunos de ellos presentan muestras de haber soportado encima ingenios para el prensado. Así, podemos descubrir en algunos de ellos marcas de apoyo de estas estructuras, como sucede en Zabala, en San Vicente de la Sonsierra, o en Hornillos en esta misma localidad sean los ejemplos más claros. Ambos son de fácil localización.

También su localización nos aporta mucha información sobre la distribución del viñedo que, necesariamente tendría que localizarse en las proximidades. Nos indican también si se han producido movimientos en las zonas de producción. Del mismo modo es importante estudiar su concentración en el espacio y su distribución.

No sabemos a ciencia cierta cual es su fecha de construcción. La escasez de restos encontrados en los alrededores nos impide todavía aportar datos precisos sobre este punto, pero sin duda nuevas investigaciones nos permitirán poder obtener información más detallada.

Hasta hace pocos años este patrimonio permanecía completamente olvidado. Pero en os últimos años se ha despertado un gran interés por los mismos y son numerosos los trabajos que se están realizando para su puesta en valor y su estudio.

Ábalos, Briñas, Briones o Haro, además de la ya citada de San Vicente de la Sonsierra son algunas de las localidades donde podremos encontrar lagares. Son visita obligada para todos los amantes de la cultura del vino.

Si quieres conocer más sobre lagares rupestres puedes consultar la siguiente dirección

http://adriojaalta.org/portfolio-item/libro-de-lagares/

Te puede interesar también conocer en tus paseos por el campo los eremitorios, muchos de ellos próximos a los lagares. Aquí pueden obtener más información.

https://www.rutasdelvinorioja.com/2018/04/21/patrimonio/eremitorios-de-la-rioja-alta/

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies