Disfruta del Románico

La Rioja Alta es mucho más que vino. Atesora un rico patrimonio, muchas veces desconocido. Hoy queremos destacar el románico local, muy desconocido todavía por muchos. Descubrirlo es una nueva forma de acercarse al territorio.

Un buen punto para iniciar el descubrimiento  del romanico riojalteño es Treviana. Aquí, en su centro de interpretación, podremos encontrar una presentación de lo que este patrimonio representa en nuestro territorio. En este enlace encontrareis más información sobre el centro. http://www.riojaromanica.com/

Son diferentes las rutas que podemos seguir para ir descubriendo los restos románicos del territorio.

Algunos puntos son desde luego indispensables. Uno de los espacios más singulares es sin duda la Iglesia de Santa María de la Piscina. Se encuentra en la localidad de San Vicente de la Sonsierra. Junto a la iglesia podemos encontrar una necrópolis, una situación que se repite en otras ermitas románicas como en San Félix de Ábalos.

Muchas localidades conservan todavía templos de esta época. La iglesia de El Salvador de Tirgo es un buen ejemplo de ello. Se trata de un templo de finales del siglo XII, de una sola nave y dos portadas.

Muy interesante es también la erita de la Concepción, en el mismo Treviana, recientemente restaurada.

Villaseca (Iglesia de San Román) y Castilseco (Iglesia de San Julián), son sin duda dos de las joyas de la zona. La iglesia de San Román se construye hacia 1200. Presenta una portada con seis arquivoltas bajo tejadillo. Es de una sola nave con tres tramos. De la Segunda puedes encontrar más información sobre la misma en https://www.rutasdelvinorioja.com/2017/12/25/patrimonio/la-iglesia-castilseco/

Pero son muchos más los puntos donde puedes encontrar testimonios de este estilo artístico: Fonzaleche (Iglesia de San Martín), Galbárruli (Iglesia de San Esteban), Foncea (erita de Arcefoncea), Sajazarra (Iglesia de Santa María), Casalarreina (Erita de Ajuarte), Cuzcurrita del Río Tirón (Ermita de Sorejana), Castillo de Davalillo,… Una lista que puedes ir ampliando.

Sin duda descubrir el Románico de la Ruta del Vino de Rioja Alta no acerca al territorio desde otra perspectiva. Una experiencia que combina arte, pasado y tradición. Una inmersión que nos permitirá conocer el pasado de esta comarca tan rico en historia, por rutas no habituales, pero llenas de encanto y atractivo.

Y, como siempre, podremos terminar nuestro recorrido en degustando un excelente vino en cualquiera de las bodegas de la zona y disfrutando de la rica gastronomía de la zona. Atrévete a descubrir estos lugares fuera de las rutas más convencionales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies