Época de vendimia en la Rioja Alta

Estamos en plena temporada de vendimia. Algunas bodegas ya han acabado y otras están trabajando día a día sin descanso para recoger los frutos de la vid. Hace unas semanas vivimos las Fiestas de San Mateo, también conocidas como las Fiestas de la vendimia riojana. Celebramos así el comienzo de la recolección de la uva, un momento clave y decisivo para toda bodega, en el que todas las miradas apuntan al cielo.

Después de todo un año cuidando la viña, temiendo las plagas, la sequía, las heladas, los cambios bruscos de tiempo y demás caprichos de la naturaleza, el paisaje de nuestra tierra se llena de color y frutos, llegando el momento de recogerlo para transformar la cosecha y convertirla en vino.

¿En qué consiste la vendimia? En La Rioja seguimos siendo fieles a la metodología empleada por nuestros antepasados, utilizando a su vez las mejoras técnicas aprendidas con el paso del tiempo, pero siempre manteniendo la esencia y el objetivo firme de que lo más importante es la uva: se recoge a mano, deprendiendo los racimos de la cepa utilizando corquetes (una cuchilla curvada en forma de hoz) o tijeras de vendimia.

Dado que la mayoría de las viñas están plantadas en vaso (sistema de conducción tradicional), la mecanización es complicada y la vendimia se realiza a mano. Incluso en las zonas donde está en espaldera se suele recoger uno a uno cada racimo, con el fin de evitar lo máximo posible el maltrato a la uva.

Cada bodega utiliza su método: algunas las recogen en cestos de mimbre y otros en cajas de plástico o madera. Y una vez esté recolectada la uva, se traslada directamente a bodega para comenzar el proceso de elaboración del vino. La uva blanca madura antes que la tinta por lo que es la que primero se vendimia.

 

 

 

 

ENOTURISMO EN RIOJA ALTA EN TEMPORADA DE VENDIMIA

Muchas bodegas, sabiendo el interés que causa esta época, aprovechan la vendimia para fomentar el enoturismo y realizan actividades en familia, abren sus puertas para visitarlas, realizan catas de uvas a pie de viña, permiten que grandes y pequeños experimenten en el campo, pisen la uva como se hacía antaño y vivan la vendimia en primera persona.

La fiesta de la vendimia es una tradición ancestral, y se remontan a una época en la que el vino era el puente entre dioses y hombres, y también, como sigue siendo hoy en día. un vínculo de unión social y motor económico de nuestra tierra.

Dentro de estas festividades se baila la llamada “Danza del vino”, un acto de admiración y respecto al fruto de la vid, en el que se representan dos partes: una es el proceso de recogida, recolecta y pisado de la uva y la segunda celebra el vino degustándolo copa en mano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies