Lavadero de Cuzcurrita

La historia de este lavadero comienza a principios del año 1862, cuando el contratista de Casalarreina, Marcelino Olabe, presentó al Ayuntamiento de Cuzcurrita el plano, presupuesto y costo de un lavadero para nuestra Villa.

El plano inicial no se llevó a cabo por motivos que desconocemos, se modificó el proyecto original y en su lugar se construyó este lavadero que durante 118 años sirvió a todas las vecinas de Cuzcurrita para lavar las ropas.

¡Cuantas historias y anécdotas del pueblo tuvieron que oír estas viejas piedras en la labor diaria de las vecinas de Cuzcurrita!

El primitivo proyecto tenía una doble fila de seis columnas a cada lado, las exteriores de piedra y las interiores de madera, las cuales fueron sustituidas por una sola fila de cinco columnas de piedra a cada lado y una fila central de madera, para soporte del tejado, y es de este proyecto final que tenemos fotografía, que también ilustra este trabajo.

El Ayuntamiento aprobó el presupuesto del segundo proyecto y las obras empezaron el 9 de abril de 1862. Se conservan en los archivos las cuentas de esta construcción que supusieron un costo total de 7.576 reales, destacando a continuación unas cuantas partidas que creo mas curiosas y significativas.

Las diez columnas de piedra de sillería de tres metro y medio de altura, a 40 reales cada una, costaron 400 reales.

Los cinco postes centrales de madera de chopo, con soporte o podio de piedra tuvieron un importe de 432 reales.

Las cinco vigas de chopo de 36 pies de longitud costaron 258 reales cada una.

Las 27 losas de piedra para las lavanderas, bien labradas y atrincheradas, se pagaron a 8 reales cada una.

Y por ultimo, el tejado se formó con 4.300 tejas, a 200 reales el ciento.

En la década de 1970 empezó a desmoronarse, para acabar derrumbándose en los años ochenta. En 1997 fue reconstruido por el Ayuntamiento de Cuzcurrita.

Información Turística La Rioja: 941 29 12 60

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies